Reflexiones tras el UX Spain 2013

Ahora que ya estamos recuperados del ajetreo pucelano y empiezan a ordenarse las ideas, recupero algunas ideas surgidas durante el UX Spain del pasado fin de semana en Valladolid.

Aquí recojo mis opiniones sobre algunos de los temas que pasaron por las charlas y las terrazas; para saber de qué trató cada uno y qué han opinado después los asistentes, mucho mejor remitirse al completo post de José Ramón Quevedo.

Los límites del slanty design

La ponencia de Oriol Ibars, trabajador de Multiplica, abrió un debate interesante, aunque quizá poco enmarcado. Siempre me ha parecido ingenua la idea de que los que trabajamos somos “los defensores del usuario”. Que trabajemos para que su experiencia sea más satisfactoria no está reñido con que demos prioridad a los intereses del cliente que nos paga.

El slanty design hace tiempo que se comenta, hay librerías de patrones revelándolos. Lo interesante es conocer cuáles son los límites y qué prácticas son perjudiciales a medio o largo plazo pese a ser beneficiosas en primer término. Se puede sacar provecho de lo que sabemos sobre comportamiento de los usuarios sin perjudicar la imagen de marca o perder recurrencia debido a prácticas de diseño sucio.

El peligro de la frugalidad intelectual

Quizá sea el signo de los tiempos, pero cada vez noto más que se valora la apariencia  por encima de la sustancia. Que haya tantas personas que consideren “genial” la charla de Christopher Grant, aun reconociendo su fenomenal puesta en acción, y critiquen la de César Astudillo por ser “demasiado densa” me parece peligroso.

Sin querer hacer ningún tipo de comparación, no entiendo a quienes juzgan por la apariencia de algo y prefieren contenidos ligeros envueltos en chistes y colores pastel. No entiendo que se prefiera acudir a un evento de este tipo a escuchar presentaciones ligeras y a criticar a los ponentes que argumentan o recogen reflexiones teóricas de diversos autores. No entiendo ese gusto por lo banal, por la apariencia que sacrifica la reflexión profunda.

Ojalá hubiera muchas charlas como la de César Astudillo en cada UX Spain. Aunque todos sabemos que César sólo hay uno.

Labs poco prácticos y programados en mal lugar

Era difícil de creer tras la edición del año pasado, pero el nivel organizativo del evento incluso mejoró. No sabemos bien cuánto esfuerzo ponen César GarcíaSergio OrtegaYusef Hassan y Sergio Sánchez, pero si es proporcional al resultado, nunca se lo pagaremos suficientemente bien.

Con todo, creo que el paso de introducir los UX Labs, muy acertado en la teoría, no fue todo lo bueno que podría haber sido. Algunos de ellos no eran lo práctico que se esperaba de un lab y estaban situados en el peor horario posible. Es mucho más habitual que los talleres sean antes de las ponencias y que la programación vaya avanzando hacia contenidos más ligeros.

No nos engañemos: en eventos como este se duerme poco y se llega cansado al sábado por la tarde. Y eso los hace aún más atractivo.

Las caras el domingo son diferentes:

Ponentes y asistentes al UX Spain confraternizando en una terraza

Confraternizando un día después del UX Spain

Recursos sobre investigación de usuarios de videojuegos

Hace un tiempo me empecé a interesar por cómo medir la experiencia del usuario de videojuegos, por las particularidades que tiene frente a otros sistemas interactivos. La recopilación de enlaces que he ido haciendo la he compartido un par de veces y la aprovecho para recuperar el blog.

  • Actualmente, el sitio donde más recursos nuevos interesantes encuentro es el grupo de Linkedin Games User Research SIG.  Hay varios debate interesantes sobre test con usuarios de videojuegos, entre ellos uno titulado  ”What would be an optimum process for user testing?”.
  • La revista Game Studies no trata específicamente sobre investigación con usuarios, pero sí da cabida a teorías interesantes sobre experiencia de los jugadores, engagement, narrativa y diseño de interfaces.
Imagen de la pantalla del videojuego, con un gráfico del ritmo cardiaco sobreimpresinado
  • McAllister trabaja en Vertical Slice, una empresa de Gran Bretaña dedicada específicamente a este trabajo. La otra empresa que he encontrado dedicada a tareas similares es Playable Games.
  • En youtube se pueden encontrar varios ejemplos de eyetracking (o incluso de telemetría) sobre interfaces de videjuegos. Este ejemplo sobre Call of Duty 3 muestra resultados bastante predecibles, pero hay más.
  • Sobre sistemas de medición fisiológicos hay un blog interesante (seguro que existen muchos más, pero no los he descubierto) denominado Physiological Computing.
Gráfico que refleja los momentos de relación de un cliente de Comsat con sus juegos

Cuatro ideas sobre UX Spain 2012

Salamanca nos dejó el ritmo circadiano aún peor de lo normal, el colesterol alto por los ibéricos y ganas de más días de charlas y puntos de vista compartidos. Sí, estuve en el UX Spain, lo pasé tan bien como la mayoría y me alegro de ver que hay tanta gente opinando y empezando a moverse. Recojo cuatro ideas tras lo visto, escuchado  y debatido allí.

Fotografía de la sala donde se celebró UX Spain 2012, completamente llena

La sala donde se celebró UX Spain, abarrotada. Foto de jruizjunquera

UX o usabilidad, perfiles SEO y otras cuestiones intrascendentes

Me cansan las discusiones terminológicas. Las definiciones de conceptos se las dejo a los organismos oficiales. Me parece una pérdida de tiempo intentar definir lo que es UX y lo que es sólo usabilidad; o qué conocimientos debe tener, si trabajamos junto a los encargados del SEO o debemos escuchar las recomendaciones de marketing.

Yo trabajo aportando soluciones. A veces, de comunicación; a veces, para facilitar una tarea; en otras ocasiones, para que alguien disfrute consumiendo. Y para eso tengo que investigar y diseñar, no necesariamente en ese orden.

Gente interesante a la que tenemos suerte de conocer

Si algo me ha aportado trabajar en este campo es conocer a gente interesante. Personas de las que aprendo mucho, cuyo criterio estimo aunque no comparta, profesionales que tienen un bagaje valioso y escuchan a todo el que tiene algo que decir.

Si tengo que subrayar algunas características para trabajar en este campo son empatía (entendida como capacidad de conectar con otros, de escuchar) y curiosidad (ganas de aprender e interés por conocer otras disciplinas). Lo demás se puede aprender. Aunque, la verdad sea dicha, estos días se han visto comentarios y tuits carentes por completo de esa empatía.

El valor intrínseco de encontrarnos todos

Encontrar a 400 personas interesadas en la Experiencia de Usuario y generar debate en twitter y entre participantes y asistentes es un logro en sí mismo. Igual que todas las reacciones en blogs, algunos recuperados ex profeso. No entiendo a quienes salieron hablando de bajo nivel de las presentaciones (¿de verdad alguien espera aprender algo nuevo en 15 minutos?) o que ven como algo negativo que se genere discusión sobre algunos temas.

Por cierto, el nivel organizativo fue ejemplar, gracias a César García, Yusef Hassan, Sergio Sánchez, Sergio Ortega y la Universidad Pontificia de Salamanca.

Dos apuntes sobre los contenidos de las ponencias

Fotografía de Humberto Matas durante su ponencia en UX Spain 2012

Humberto Matas, durante su ponencia. Foto de jruizjunquera

Sobre lo que escuchamos allí, me quedo con dos de las ponencias. Una, la de Alberto Knapp, abundó en lo comentado sobre la curiosidad y recalcó lo perjudicial que es sentirse cómodo y mirarse el ombligo. También hizo una llamada a la acción para que los profesionales de UX compartan, se interesen por el trabajo de otros y sean ambiciosos en su actividad.

La otra conferencia destacable fue la de Humberto Matas, de la que me quedo con dos ideas:

  • Primero, los empleados: para crear productos y servicios de alto nivel, más que poner el cliente ante todo hay que lograr que quienes trabajen en esos productos y servicios tengan las condiciones ideales para ello. Que se antepongan sus necesidades a las de los clientes.
  • Diseñadores como agentes de cambio: gran parte de la charla de Humberto se centró en explicar que el trabajo de los diseñadores debe enfocar hacia un cambio en las instituciones, no en crear un producto sin más, descontextualizado del resto de la organización a la que representa. En poco tiempo han aparecido varios mensajes parecidos al respecto, como la conferencia de Jonathan Khan en Interaction12.

Yo pienso ir al UX Spain 2013. Y hasta entonces espero encontrarme a gente del sector con más frecuencia, en el foro que sea.

Resumen comentado del evento ‘Diseño para todos’ organizado por UPA y Fundación Vodafone

La conferencia sobre “Diseño para todos” organizada por el capítulo madrileño de la UPA y la Fundación Vodafone reunió a cuatro ponentes que trabajan en el ámbito del diseño universal. Las charlas estuvieron en gran medida enfocadas a las cuestiones relacionadas con personas mayores y los problemas de accesibilidad.

Resumo brevemente cada una, limitándome a las cuestiones que encontré más interesantes. Al final añado una valoración personal.

Casos de éxito: Medicamento accesible y Social TV

Estíbaliz Ochoa, jefa de proyecto de la Fundación Vodafone, describió dos casos de éxito en tecnologías accesibles.

Medicamento accesible es un proyecto que tiene por objetivo facilitar el acceso a la información contenida en los prospectos de los medicamentos a través del teléfono móvil. Su funcionamiento se basa en una aplicación móvil con la que se fotografía el código de barras del medicamento y se relaciona ese código con la información del prospecto, ubicada en una web accesible, según se afirma en la web del proyecto.

Ochoa explicó que la legislación actual obliga a que la información de los medicamentos sea accesible para todos, pero que los prospectos de letra pequeña, muchas dobleces y sin braille hacen difícil cumplirla.

El proyecto lo llevó a cabo Technosite y fue desarrollado por “un programador ciego” (lo que, a mi juicio, se usa ingenuamente como una garantía de accesibilidad). Fue validado por test con 15 usuarios, incluidos algunos que padecen discapacidades visuales y motoras.

Los resultados están recogidos en un Libro Blanco (pdf, 500 kb.), que incluye las lecciones aprendidas, recomendaciones y conclusiones del proyecto piloto.

Social TV, por su parte, es un sistema que conecta dos televisores a través de banda ancha 3G y permite a los usuarios comunicarse a través de ese sistema. Está orientado a personas mayores para fomentar su capacidad de relación y el uso de redes sociales, y además de la posibilidad de comunicación incluye el acceso a contenidos específicos dirigidos a ese sector de la población.

El sistema funciona con un dispositivo o set-box, banda ancha y un mando a distancia. La interfaz final se maneja con los botones de colores típicos del teletexto (cada acción se ejecuta mediante un color); esta interacción se ideó después de las primeras pruebas con usuarios.

Componentes de social tv: televisor, mando a distancia, caja de instalación, micrófono y cámara web

Componentes necesarios para que funcione Social TV

El proyecto comenzó con una primera versión del grupo de desarrollo testeada con entrevistas personales a 10 profesionales especializados en el ámbito del cuidado de mayores y posteriomente puesta en común en un focus group de 8 personas. La información recogida se tuvo en cuenta para la elaboración de un prototipo cuya usabilidad se probó en un test con 5 personas.

La primera fase del proyecto se llevó a cabo en 100 televisores (en su mayoría, domicilios personales y también algunos Centros de Día). Para la segunda fase se plantean interconectarlo con otros sistemas y redes sociales. Existe un blog del proyecto donde se han recogido sus apariciones en medios de comunicación.

Aunque ambas ideas me parecen a priori buenas, creo que en ambos casos hay una barrera de entrada muy grande. No estoy seguro de que una aplicación móvil para un teléfono con cámara sea la mejor idea para llegar a las personas mayores, pero, en todo caso, no se contó cómo se facilita el acceso a la descarga de esa aplicación.

Del mismo modo, no se expuso cómo se facilitará que alguien acceda a Social TV o cómo pretenden expandir la iniciativa.

Certificado Simplit del Instituto de Biomecánica de Valencia

Clara Bollaín, investigadora del Instituto de Biomecánica de Valencia, explicó cómo trabaja el departamento de Diseño Orientado por las Personas y describió Simplit, un certificado creado por la citada institución para validar que un producto ha sido desarrollado teniendo en cuenta las necesidades de personas mayores.

En la web del proyecto se pueden ver las fases del proceso de evaluación, en el que “los mayores participan activamente”, según contó Bollaín. También adelantó que aunque hasta ahora sólo se certifican productos, en breve empezarán a hacerlo con servicios.

Cuando vi de qué se trataba la ponencia, tuiteé: “¿De verdad una certificación más es lo que se necesita para mejorar la accesibilidad de los productos?” Si ya me parece mal que organismos privados creen certificaciones y se lucren de ello -con algunos casos flagrantes-, que lo hagan instituciones públicas me parece bochornoso. Sobre todo si junto a él ofrecen la colaboración durante el proceso de desarrollo, para aumentar los beneficios.

Mejora de la calidad de vida a través de las TIC

Bajo este título tan poco concreto impartió su charla Diego Soriano, miembro del Centro Nacional de Tecnologías de Accesibilidad (Centac). En ella hizo un repaso (en realidad, casi todos los ponente lo hicieron) sobre el envejecimento demográfico y subrayó el valor de la tecnología para evitar las barreras.

Lo más interesante fue el replanteamiento de los principios de diseño universal que hizo. Su reformulación (o más bien, adición a los principios clásicos) incluye 9 puntos, que reproduzco libremente -y de manera un tanto incompleta- de mis apuntes:

  1. Más y mayor formación sobre diversidad, estándares y legislación
  2. Incluir a las personas en los procesos de diseños y conceptualización (a través de focus group, entrevistas, etc.)
  3. Incluir la evaluación de la accesibilidad en los controles de calidad (configuraciones específicas, uso de ayudas técnicas, etc.)
  4. Contemplar la accesibilidad en el ciclo completo del producto o servicio (preventa, configuración, posventa)
  5. no reflejar la complejidad tecnológica en la interfaz de usuario
  6. Un diseño accesible es un buen diseño industrial
  7. Interfaz de usuario multimodal y personalizado
  8. Aplicar y usar normas y estándares
  9. Integración de soluciones

En el debate posterior, hubo tiempo para que Soriano esbozara algunas de las tendencias futuras. Entre ellas estaba la siguiente afirmación: “La interfaz táctil será la forma natural de trabajar”, lo que me recordó al magnífico post de Bret Victor titulado A brief rant on the future of interaction design, donde expone la idea de que las interfaces futuras deberían aprovechar las capacidades manipulativas y sensoriales de las manos. Suya es la siguiente cita (traducida libremente):

Para mí, afirmar que las imágenes debajo de un cristal son el futuro de la interacción es como afirmar que el blanco y negro es el futuro de la fotografía. Es obvio que se trata de una tecnología de transición. Y cuando antes hagamos esa transición, mejor.

Usabilidad para todos en el aprendizaje en red

La última ponencia, a cargo del profesor asociado de la UNED Alejandro Rodríguez, fue un repaso somero sobre algunas conceptos de usabilidad y accesibilidad, con ejemplos de interfaces ARIA y documentos PDF y cómo se ven afectados los usuarios que precisan de ayudas técnicas (lectores de pantalla y magnificadores) en cada caso.

El único punto que me pareció interesante fue cómo el uso de magnificadores de pantalla afecta al Principio de proximidad formulado por la Gestalt (la capacidad de agrupar elementos por su cercanía).

Valoración personal

Aparte de conocer los proyectos de la Fundación Vodafone, la conferencia me sirvió de bien poco. Como dijo uno de los asistentes, tuve la sensación de que se dijo lo mismo que en los últimos 10 años (yo hubiese dicho 8). En definitiva,

  • No estaba claro a qué tipo de público se dirigía la conferencia en general ni cada ponente en particular.
  • Hubo muy poca información técnica, casi parecía una presentación institucional.
  • La argumentación de por qué es necesaria la accesibilidad fue muy repetitiva (y muy centrada en el envejecimiento).

Resumen acelerado del Día Mundial de la Usabilidad 2011 en Madrid

UPA Madrid celebró el Día Mundial de la Usabilidad 2011 en el Medialab Prado con un formato de desconferencia (charlas que debían durar 7 minutos como máximo). No he encontrado más resúmenes y no tomé notas escritas, así que allá va una lista corta e imprecisa de los desconferenciantes y los principales temas presentados:

  • Eusebio Reyero, uno de los responsables de UPA Madrid, abrió las charlas con una presentación de tres métodos de investigación con usuarios poco utilizados pero muy útiles según su opinión: Netnography, Resolución de problemas y Mixing (creo que usó ese término, con la intención de referirse a la utilidad de la mezcla de metodologías de investigación con usuarios). Terminó con una cita de Luis Villa:  ”No hay usabilidad sin contexto. No hay usabilidad sin usuarios”.
  • María José Aguilar empezó poniendo una charla de las Ted Talks titulada Shake up your story que sirvió como introducción para reflexionar sobre el trabajo en grupo. Trató sobre los prejuicios que acumulamos sobre ciertos perfiles laborales y destacó los principales beneficios que le ha supuesto a ella trabajar con equipos multidisciplinares.
  • Rubén Martínez comentó algunas cuestiones relativas al buscador inmobiliario donde trabaja, Nestoria, y explicó que por diversos motivos se están planteando no utilizar los mapas en sus resultados de búsqueda. Uno de los motivos es el anuncio de Google de que empezará a cobrar por el uso de la API de Google Maps a los sitios de mucho tráfico. El otro motivo es que disponen de heatmaps que rastrean el movimiento del ratón en los resultados de búsquedas y han apreciado que hay muy poco movimiento por la zona del mapa.
  • Francisco García habló sobre la estrategia Mobile first (popularizada por Luke Wroblewski). Realizó una breve encuesta a mano alzada para mostrar que a pesar de que la mitad de los asistentes trabajamos en usabilidad, muy pocos lo han hecho en proyectos para móviles, a pesar de que las cifras de uso del móvil para navegar y la penetración de los smartphone en España está creciendo enormemente. También citó -de pasada, eso sí- la controversia Apps nativas vs. Web móvil y explicó que, en su opinión, la tendencia debe ser el uso de Responsive design más que de apps, si no es preciso utilizar determinados accesorios del teléfono, como la cámara. Para argumentar esto, citó algunas cifras dadas por Google (que él mismo puso en duda): al parecer, las visitas a youtube desde el móvil son el doble que desde las aplicaciones nativas y en el caso de Google Maps, son el triple. Asimismo dijo que en su empresa, The Cocktail, se están planteando utilizar el enfoque Mobile first en todos sus proyectos y que calculan que utilizar esta estrategia lleva de media una ampliación de 3 semanas más por proyecto.
  • Pedro Concejero expuso su trabajo actual, que más que en experiencia de usuario se centra en user modelling. Describió por encima su trabajo: se trata de conseguir buenos modelados de los usuarios para que los sistemas inteligentes consigan facilitar la vida de las personas. En ese ámbito tendrá importancia el campo del UX, dijo, porque siempre existirá en estos sistemas inteligentes la necesidad de conseguir información inicial  de los usuarios. En las preguntas de los asistentes también se trató sobre sistemas de recomendación (se citaron los de Amazon y Netflix) y las cuestiones de privacidad que surgen en torno a ellos.

(Entre resumen de días mundiales de usabilidad sólo he escrito dos entradas este año. Aparte de vagancia, es que los apuntes concretos los suelo dejar para mi tumblr)

37 días en Madrid

Exactamente 37 días llevo ahora en Madrid. Llegué justo a tiempo para ver en directo la Copa del Rey de baloncesto. El lunes 14 de febrero empecé a trabajar en Everis. Mis tareas no se diferencian tanto de las que hacía en Cataluña; sólo los procesos de debate, sobre todo por la escala de los clientes y de la propia empresa (lo que tiene sus cosas buenas y su lado malo).

Sí echo de menos algunas cosas:

  • El idioma catalán, por raro que parezca. Los primeros días en el metro de Madrid me sorprendía una milésima de segundo cuando veía libros en español. Me hubiese gustado aprenderlo, espero tener tiempo algún día.
  • A mis compañeros en Usolab. Ya se lo dije por twitter: no podían haber sido mejores. Aunque alguno hablara tan raro en castellano.

Y me han sorprendido gratamente otras:

  • El silencio en el metro madrileño. Lo recordaba más tumultuoso, pero lo cierto es que hay muchísima gente leyendo.
  • El aire de barrio que tiene todo el centro de Madrid, incluidas las partes más turísticas. Las Ramblas y el Gótico de Barcelona me parecen tan impersonales que mi sitio preferido es el barrio de La Barceloneta. Será el isletero que hay en mí, supongo.

Aquí tengo -por el mes que vivido- buenos compañeros, un jefe del que debería aprender mucho y un amigo cercano, algo que aprecia hasta alguien tan solitario como yo.

Sí, estoy contento.

El diseño es el detalle (o por qué prefiero Chrome a Opera)

La penúltima entrada en el blog de Jorge Correa -muy interesante siempre, aunque haya perdido ese nombre tan curioso y tan canario que era belingo- es de las mejores reflexiones que he leído últimamente sobre el diseño en general. En ella, Jorge explica que cuando le preguntaron qué era el diseño, respondió que para él,”El Diseño es el detalle”.

En plena Nochebuena, obligado por una cuestión técnica, me quedé con el Google Chrome inservible y aproveché para probar la versión 11 de Opera. Y en poco tiempo eché de menos Chrome (tanto, que 12 horas después estoy escribiendo esta entrada con él) precisamente por dos cuestiones que pueden considerarse detalles del diseño, pequeñas decisiones en el proceso que aunque afectan en menor medida que otras cuestiones, el uso habitual las convierte en aspectos importantes.

La primera que noté es el tamaño de las pestañas, o más bien, la altura a la que llegan. En Chrome, la pestaña alcanza el punto más alto de la pantalla, lo que facilita llegar a ella sin necesidad de sutilezas en el movimiento del ratón. En Opera, hay un pequeño espacio entre el borde superior de la pestaña y el límite superior de la pantalla.

Es probable que ese pequeño espacio tenga la intención de dar más relevancia al menú de Opera que podríamos llamar principal, desde el que se configuran pestañas, marcadores, widgets, etc. Pues también en eso creo que es mejor Chrome, dejando todas esas opciones en segundo término (en el icono de la llave inglesa, lo que denota que lo trata como herramientas y no como opciones principales) y centrándose más en las pestañas -en su contenido, las páginas web, para ser más precisos.

Captura de una imagen para mostrar la posición de la pestaña de Google Chrome Captura de una imagen de Opera como ejemplo de la posición de la pestaña

El siguiente detalle que descubrí es el orden de las opciones en el desplegable que surge al pulsar el botón derecho del ratón sobre un enlace. En Chrome, la primera opción es Abrir en pestaña nueva. En Opera, la primera opción es Abrir, sin especificar nada más, y aunque dudé por un momento, supuse que se trataba de abrir en la misma página. Es decir, que la primera opción, la más importante, es la misma que pulsando el botón izquierdo. Si quisiera hacer eso, ¿para qué habría pulsado el botón derecho?

Captura de imagen del menú de opciones al pulsar el botón derecho sobre un enlace en Chrome Captura de imagen del menú de opciones al pulsar el botón derecho sobre un enlace en Chrome

La tercera posibilidad, Abrir en pestaña en segundo plano, refleja otro problema conceptual, aparte de que su descripción tampoco está muy clara. Los diseñadores de Chrome deducen que si le das al botón derecho en un enlace es porque no quieres abandonar la página actual (y creo que en un amplio porcentaje de los casos es así), así que abren una pestaña nueva pero mantienen el foco en la actual.

Los de Opera no sé lo que deducen, pero el hecho es que separan Abrir en nueva pestaña de Abrir en segundo plano, como si fuera más habitual pulsar el botón derecho sobre un enlace para centrarse en la nueva página ofrecida. Y no tengo datos al respecto, pero me extraña mucho esa suposición.

En mi caso, todas estas pequeñas decisiones me hacen decantarme por Chrome. Me falta probar todavía si Opera es por fin compatible con los lectores de pantalla -al menos, con NVDA y Jaws-, como llevan prometiendo sus desarrolladores desde 2007.

Breve y tardío resumen del Día Mundial de la Usabilidad celebrado en Barcelona

El 11 de noviembre, Día Mundial de la Usabilidad, se celebró en Barcelona una jornada para hablar sobre la experiencia de usuario. Organizada por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) para promocionar su nuevo Posgrado en Diseño de interacción, el evento contó con cuatro charlas sobre proyectos de diseño centrado en el usuario desde distintas perspectivas.

Joan Vinyets: It´s the user experience, stupid!

El socio fundador de la empresa de investigación A piece of pie dedicó gran parte de su charla a explicar qué es la experiencia de usuario y a describir las diferencias que tiene con la usabilidad. Resaltó la importancia del contexto y puso de relieve la importancia de tener en cuenta el conocimiento tácito -aquel que de tan arraigado y obvio es difícil de articular y que no se aprecia en entrevistas o focus group- cuando se estudia al usuario.

Lo más interesante fueron los ejemplos de trabajos sobre los que habló, en ambos casos estudios de campo con un alto componente etnográfico. El primero, para una empresa de fabricación de tupperwares, se centró en analizar los hábitos y opiniones de las personas que se llevaban la comida preparada a la oficina u otros lugares. Uno de los principales descubrimientos fue la percepción negativa sobre comer en los recipientes de plásticos y la experiencia que conllevaba. Finalmente, se diseñó una gama de productos pensados en mejorar esa experiencia: Nomad (en distintas versiones), que además fue testeado posteriormente con otro estudio de campo una vez lanzado.

También habló de un trabajo con personas mayores para la marca tecnológica Intel, en la que, gracias a un estudio de campo inmersivo, visitando in situ a los participantes en el proyecto, descubrieron el miedo a las caídas y la necesidad de tener ciertos elementos de seguridad (bastones ocasionales, apoyos, teléfonos en lugares determinados). El proyecto desembocó en la creación de un sistema sensor de movimientos que detectaba las caídas dentro de la vivienda.

Raquel Navarro: Ideación y Creación de servicios móviles de valor añadido para mayores de 55 años

La investigadora de Barcelona Media presentó un proyecto aún en marcha desarrollado conjuntamente con equipos en Suecia y Finlandia. Se trataba, según explicó, de analizar la forma de relacionarse con la tecnología móvil por parte de las personas objeto del estudio, de descubrir los usos frecuentes y potenciales y de escoger el ámbito temático y funcional de una aplicación que fuera una oportunidad de negocio para el público objetivo seleccionado.

Explicó algunas de las técnicas empleadas en el estudio, como la creación de personajes -llamarlo persona me parece un anglicismo flagrante-, el uso de videodiarios y el análisis de relaciones mediante sociogramas y detalló los descubrimientos realizados durante el estudio etnográfico.

La decisión final, tomada conjuntamente entre los tres equipos que formaban el proyecto -la rama de negocio, la tecnológica y la de experiencia de usuario-,fue el desarrollo de una aplicación para el móvil que sirva de ayuda a los viajeros de mayor edad. El nombre comercial es Safe Travel Organizer, si no recogí mal, y aún está en fase de desarrollo.

Tona Monjo: El caso Fluid Engage: diseñando aplicaciones open souce para museos en un entorno colaborativo

La diseñadora y colaboradora habitual de la UOC, cuyo proyecto personal funciona bajo el nombre Latent Design, describió el proceso de trabajo del proyecto FluidEngage. En él, un equipo de diseñadores de Barcelona colaboran con varios equipos en diversos países para la creación de una aplicación móvil destinada a los museos.

Su presentación se centró demasiado en explicar el método de trabajo y habló muy poco de experiencia de usuario, pero al final mostró algunos ejemplos de wireframes diseñados para el proyecto por ella y su equipo.

Javier Darriba: Asturias.es: ejemplo de testeo interactivo

La sesión la cerró el socio fundador y director general de
Xperience Consulting para hablar de la web institucional del Principado de Asturias. Comentó el estado del sitio web antes del proyecto y fue definiendo los hallazgos en cada una de las etapas de análisis.

Según explicó, el proyecto empezó con focus group y entrevistas para saber qué opinaban los ciudadanos de la web, qué defectos le veían y en qué creían que debía mejorar. También hicieron test remotos a 100 personas en los que midieron varios parámetros de eficacia y eficiencia. Tras la creación de prototipos en distintas fases, el desarrollo y el lanzamiento, volvieron a hacer test remotos con el mismo tamaño de muestra, donde vieron los avances registrados con el rediseño.

Durante el transcurso del tiempo han testeado áreas determinadas (citó Sanidad y Turismo) y en 2009 volvieron a realizar pruebas remotas con usuarios, ahora ayudados por los datos que van consiguiendo de programas de analítica web (Ominture), combinados con estudios True intent para averiguar los objetivos de los usuarios (y saber si su visita a la web fue provechosa o no) y poder discriminar las conversiones en el programa de analítica.

Resumen de las Jornadas de Sidar 2010 en Logroño

Las X Jornadas del recién rebautizado Seminario Iberoamericano sobre la Diversidad y la Accesbilidad en la Red (Sidar) se celebraron del 20 al 22 de octubre en Logroño, después de un paréntesis de varios años. Bajo el título “Nuevos retos profesionales y de formación en desarrollos web usables y accesibles”, en el evento se congregaron ponentes de nueve países, entre ellos, miembros del W3C, Aenor y varios de los más conocidos difusores de las cuestiones de la accesibilidad en Iberoamérica, como Emmanuelle Gutiérrez y RestrepoCarlos Benavidez, por ejemplo.

Fotografía de los asistentes a la Jornadas Sidar 2010, que atienden sentados a una de las presentaciones. Foto de Carlos Neri

También estuve yo, como demuestra la imagen, y salí impresionado por el gran ambiente que se vive en torno a Sidar; por el agasajo de la organización a todos los participantes en las Jornadas; y por las bondades y la riqueza existentes en La Rioja. No todo fue perfecto, como comentaré a continuación, pero desde luego es una experiencia positiva y muy enriquecedora. El siguiente listado hay que entenderlo como una visión personal, en función de mis expectativas y de mis conocimientos previos.

Lo más positivo

  1. El debate sobre accesibilidad con gente que lleva tantos años dedicado al asunto y, aun así, está tan abierta a escuchar opiniones de cualquiera que se acerque a ellos.
  2. La posibilidad de atender a charlas de las personas que influyen tan directamente en la redacción y traducciones de las directrices, normativas y leyes sobre accesibilidad. Que cuenten abiertamente los problemas a los que se enfrentan en su actividad me sorprendió gratamente.
  3. Profundizar en el conocimiento de las WCAG 2.0, que debido a la falta de una normativa que imponga su adopción en España -y la consiguiente falta de interés de empresas e instituciones por aplicarlas- todavía no son tan conocidas para mí.

Cuestiones por mejorar

  1. El nivel técnico de las charlas fue medio-bajo, incluso bastante introductorio en algunos casos. Entiendo que no se dirigen sólo a un público especializado, pero yo diría que la mayoría de asistentes (sobre todo en la segunda y tercera jornada) eran desarrolladores y diseñadores. Los 20 minutos no dan para profundizar mucho, está claro, pero tampoco se ahondó en temas que a mí me resultaban especialmente interesantes.
  2. Hubo varios casos de ponentes vendemotos que hablaron de sitios web y herramientas que cumplen el nivel AAA o que glosaron las bondades de una certificación que únicamente evalúa de modo automático la accesibilidad. Se me hizo extraño que no se cuidara un poco más este punto, porque había veces en el que el único que se creía lo que contaba era el propio ponente. También fue llamativo el caso de la empresa que parece que acaba de detectar un nuevo perfil profesional y lo ha bautizado y definido con unos cometidos que son los mismos que muchos llevamos haciendo bastantes años ya.
  3. Esperaba encontrar una visión más global de la accesibilidad. No sé si por la estructura del programa, durante bastantes horas sólo se habló de evaluaciones automáticas y certificaciones, sin prestar atención a cuestiones más globales. Las pruebas con usuarios que sufren alguna discapacidad, por ejemplo, casi no se abordó. Y para mí está bastante claro que por mucho que se pase una revisión automática y manual de cualquier directriz o norma, sólo podemos saber si un sitio web es accesible cuando lo comprobamos con usuarios de verdad.

Los descubrimientos

  1. El nuevo diseño de la web de Sidar, presentado por Mario Carvajal (presentación de Power Point, 5,3 Mb.), tiene muy buena pinta. A ver si se estrena pronto.
  2. Las nuevas herramientas desarrolladas por la Fundación CTIC:
    • TAW Monitor, creada para la evaluación de sitios en desarrollo y destinados, según la Fundación, tanto a técnicos como a ejecutivos
    • TAW CMS, cuya finalidad es evaluar la accesibilidad del código que generan las herramientas de autor más habituales para la edición de textos. De momento funciona para TinyMC y FCKEditor
    • TAW Observer, que pretende crear una especie de observatorio al realizar análisis masivos de sitios web y generar listas de cuál es mejor y cuál peor, además de informes de cada sitio para poder ayudar a su mejora
    • Merkur, que aunque ya lo conocía no recordaba su nombre. Las webs de estas nuevas herramientas, por cierto, tienen un nivel bastante alto. Lo que ya es más molesto es que la Fundación CTIC, que si no me equivoco se financia en gran parte con fondos públicos, no sea clara con los precios y modalidades de compra de todos sus productos.
  3. VAPOR, una herramienta aún en desarrollo por los propios componentes de Sidar que quiere servir como plataforma para recoger las quejas sobre malas prácticas en accesibilidad web. La intención es que funcione también como red social donde los expertos puedan aconsejar y los responsables de los sitios web -me niego a usar el término webmaster- comprueben si van mejorando. En el congreso se presentó una iniciativa parecida, quizá con menor componente social, funcionaparatodos.com, pero me dejaron sin ganas de probarlo los evidentes problemas para las ayudas técnicas en los desplegables motivados por una extraña concepción estética.
  4. Text to sign, una herramienta de conversión de texto a lenguaje de signos a través de un intérprete virtual. Es una aplicación desarrollada por XUL para la Juta de Castilla y León, segú entendí, y fue presentado por Fran Tarifa. En el minuto 60 del vídeo sobre el módulo Accesibilidad y Usabilidad se puede ver una demostración.

Las decepciones

  1. Esperaba aportaciones mucho más interesantes de la charla de los usuarios diversos funcionales, como parece que se les debe llamar. La experiencia de una persona ciega, de alguien que sufre sordera y se comunica con lenguaje de signos o de quien no puede usar los brazos para navegar debe tener un sinfín de aspectos interesantes, pero sólo uno de ellos se preparó la charla para explicar qué elementos de la web le causan más problemas cuando navega.
  2. El módulo de usabilidad y accesibilidad fue bastante pobre, salvado en parte por la presentación de Yusef Hassan. El primer ponente se limitó a enumerar los principios de diseño universal o diseño para todos -sin conectarlo de ningún modo con ningún aspecto de la usabilidad- y el segundo pasó la mayor parte de la charla exponiendo los resultados de unas pruebas con usuarios de Facebook que ni siquiera se habían realizado en España, si no entendí mal.
  3. La charla sobre la metodología de evaluación de las WCAG 2.0, que se quedó en la superficie, casi sin ahondar en ningún aspecto y que bien podía haber servido para hablar de la metodología 1.0, porque casi no trataron los aspectos diferenciadores entre ambas.

Yusef Hasan, de pie, habla con los miembros del grupo de discusión sobre usabilidad y accesibilidad, que permanecen sentados. Foto de Mario Carvajal

Ahora es de esperar que Sidar retome su actividad con los grupos de discusión -en la imagen, el grupo sobre diseño, usabilidad y accesibilidad, G3- y los grupos de trabajo. A ver qué tal se nos da.

Más información: